2 ene. 2012

Postboda en la Sierra de Madrid por Sara Musicò

Que una fotógrafa nos escriba diciendo que Tul y Flores le sirvió de inspiración para su boda es algo que nos enorgullece porque en la figura de un fotógrafo de bodas que a la vez es novia se reúnen unos niveles de exigencia importantes. 

Sara Musicò es fotógrafa especializada en retrato pero sus últimos trabajos han estado relacionados con bodas así que como seguidora del blog decidió enviárnoslos para conocer nuestra opinión, ya que por afinidad creía que podrían gustarnos y acertó claro ;) 

A Sara le gusta enfocar las sesiones de fotos como una experiencia divertida, estar en contacto con sus retratados para saber qué les gusta, que aporten ideas y que vivan la experiencia con la misma intensidad que ella.

El reportaje que nos envía hoy es la postboda Natalia y Juanjo, una pareja que llevaba 13 años juntos y finalmente, el verano pasado decidió dar el gran paso y casarse. Esta sesión  fue un regalo de un grupo de amigos para quitarles la espinita que tenían por no haber podido llevarse a sus perros podencos Chula y Batista a su boda en Formentera. 

El lugar elegido fue Navalafuente, un pueblecito de la Sierra de Madrid que Sara reconoce que le encantó conocer en un día espléndido. Los emplazamientos fueron: una antigua cantera en la que los cortes en la piedra dejaban al descubierto una gran variedad de texturas, una zona con río, explanadas y árboles justo cuando comenzaba a bajar el sol y las luces y sombras daban mucho juego, y la puesta de sol en un campo de pastos altos.

Una sesión de fotos postboda nos ha parecido un regalo ideal!


Y hoy también tenemos la impresión en primera persona de los novios: 

"Esta sesión de fotos postboda fue un regalo muy especial de mis tres estrellitas. Decidimos que los perros formasen parte de ellas porque no nos pudieron acompañar la boda ya que fue fuera de Madrid. Después de mucho pensar qué lugares serían apropiados para la sesión decidimos que se hicieran en el pueblo de mi marido. 

El día de antes estábamos muy nerviosos buscando sitios chulos para realizar las fotos. No sabíamos si a Sara le iban a gustar pero cuando los vio le encantaron. Además, ella sabe sacar lo mejor de cada lugar, tiene una visión muy especial de las cosas y eso siempre queda plasmado en sus fotos. 

Estábamos expectantes por saber qué era lo que tenía Sara preparado para nosotros, así que enseguida nos pusimos manos a la obra, aunque a los perrillos les costaba dejar de buscar conejos para posar en las fotos. 

Al principio nos encontramos un poco raros vestidos otra vez de novios en medio del campo y bajo las curiosas miradas de la gente que nos íbamos encontrando, pero no tardamos mucho en sentirnos como pez en el agua. La verdad es que se nos pasó el tiempo volando y nos sentimos tan a gusto que estamos deseando buscar otra excusa para poder hacer otra sesión de fotos con Sara." 


2 comentarios :

  1. La verdad es que las fotos son preciosas!!
    Feliz año.
    Un besazo
    Ainhoa

    ResponderEliminar
  2. Qué chulas las fotos.

    ¿Alguien sabe, o la novia mismo, de dónde es el vestido? Es precioso!

    Un saludo,
    Gloria

    ResponderEliminar

Gracias por tener un ratito y dejarnos tu opinión :)

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.