28 may. 2012

Preboda en el atardecer Atlántico por Javi Collazo

Javier Collazo estudió fotografía hace diez años pero hace tres que comenzó a fotografiar bodas. Él mismo reconoce que la fotografía de bodas ha experimentado un cambio radical en los últimos años, todos recordamos los álbumes familiares de bodas pasadas y que el "fotógrafo de bodas" de toda la vida no era considerado un profesional de prestigio, pero lo que llevó a Javier a la fotografía de bodas hace tres años es un poco lo que defendemos en Tul y Flores. La creatividad y la profesionalidad entorno a un momento especial en la vida de cualquier pareja, ¿qué es lo que más se merece unas fotos perfectas que un momento irrepetible como es una boda?

Javier dice que le encanta innovar, no le gusta hacer siempre lo mismo y se obliga a pensar en nuevas posibilidades. Dice que si fuera cocinero estaría probando nuevas combinaciones de sabores cada día... una boda es siempre un reto y como en una receta son muchos factores los que influyen en el resultado final, las parejas, los estados de animo, los lugares, la hora del día, la luz etc... 

En sus palabras para cubrir un reportaje de boda: Es necesario estar concentrado y ser exigente con uno mismo para lograr un reportaje emotivo y que llene a los novios. Mi estilo es moderno, limpio y busca la naturalidad, que las personas no sobreactuen, que se reconozcan en las fotos y sean ellas mismas. Intento hacer un relato visual de la boda visto desde mi particular punto de vista. Para lograr esto es necesario tener confianza con los novios y la mejor manera de conseguirlo es con la sesión de preboda, así logro romper el hielo con los novios y consigo un buen feeling con ellos, que se notará en el resultado final.

Los protagonistas de esta preboda son Gemma y Cristian a los que conoció unos días antes de hacer esta sesión. Estaban en Galicia de vacaciones, viven en Valencia, aunque Gemma es gallega; lo llamaron y contrataron el mismo día y  unos días después hicieron la preboda. Todas las fotos del reportaje aquí.

El día les regaló una preciosa puesta de Sol sobre el Atlántico, pero lo mejor de todo fue que consiguieron romper las barreras muy fácilmente, se sintieron cómodos con Javier, se relajaron y dejaron ver lo que sienten el uno por el otro y... y Javier estaba allí para fotografiarlo. Él mismo dice que "No se puede pedir mas, esto es precisamente el objetivo de las prebodas." 

Javier desarrolla su trabajo en todo el territorio nacional, podéis saber más visitando su web.

5 comentarios :

  1. Me encanta!!! Es una preboda preciosa!! Muchas felicidades a los novios y a Javi por capturar tanta belleza!!

    ResponderEliminar
  2. Genial e-session..!! Genial trabajo..!!

    Felicidades..!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. preciosa! me encanta tu trabajo Javi... un abrazo, juan. Nupzia

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Gracias por tener un ratito y dejarnos tu opinión :)

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.